Todos Locos

Más de una vez lo habían tratado de loco, pero nunca lo había considerado demasiado importante. Nunca había pasado de sufrir acusaciones del estilo “vos sos un demente” o tener que callar respuestas a preguntas como “¿vos sos loco o pelotudo?”.

Esas cosas le molestaban por demás. Cuando tenía una idea, pensamiento o incluso sentimientos diferentes a los del resto de las personas automáticamente se dudaba de su cordura. “¿Y quién no ha tenido pensamientos o sentimientos diferentes a los del resto alguna vez? “”¿Significa que todos estamos locos?” y demás preguntas del estilo asaltaban su cabeza constantemente.

Ahora, y con el correr del tiempo entendía que tenía que estar en un lugar como en el que se encontraba, rodeado de gente como él.  Miró a su alrededor, y se detuvo un instante a observar: vio gente que hablaba sola mientras caminaba, otros que les hablaban a algún objeto inanimado creyendo que en verdad se comunicaban con alguien, y algunos apurados para llegar a ninguna parte. Había otros que repentinamente rompían en llanto, y algunos que estallaban en carcajadas aparentemente sin sentido alguno. Recordó en un momento cientos de situaciones donde se había comportado de aquella manera, o incluso más extrañamente.

Sumido en su locura veía como el mundo seguía su curso, ignorándolo por completo, y se sintió solo en aquel lugar, aunque entendía el actuar de las personas, porque él hacía exactamente lo mismo. Sin embargo todavía había cosas que no entendía, como por qué sus paredes no eran acolchonadas, su camisa de fuerza se usaba con saco y corbata y a su enfermera le regalaban flores el día de la secretaria.

Juicio Interior

Desde el estrado sólo veía sonrisas. El juicio era oral y público, y el tribunal estaba lleno. Le resultaba casi inverosímil todo lo que estaba sucediendo, pero la realidad era que la fiscalía había solicitado la pena de muerte para él.

El abogado querellante se puso de pie. Lo miraba fijamente, sin dejar de mostrar su reluciente dentadura. Caminó en silencio unos instantes, como si meditara algo, y finalmente comenzó con su interrogatorio.

Sigue leyendo